Friday, September 29, 2006

La marcha inolvidable



La avenida frente a mi casa se ha vuelto muy popular. Debe serlo, pues últimamente gente de otros lugares viene con estrados y bancas a armar marchas, desfiles y hasta campañas de evangelización. Si pues, es el colmo que ese tipo de cosas tengan que suceder ¿no tienen algo mejor que hacer?

Hoy por la mañana salgo de mi casa y veo dos grupos de trabajadores en la misma tarea. Un grupo esta armando un estrado y frente a ellos, otro grupo arma una tribuna. Maldición, de nuevo el escándalo. El cholito sale de su casa, me ve y se acerca. ¿Lo mismo? Si ¿Y estos de dónde son? No lo sé, pero no solo están armando un estrado, también hay tribunas, así que la cosa parece masiva. Van a ensuciar tu jardín, me dice. Si, lo peor de todo es que acabamos de pagarle a un jardinero para que lo arregle y pusimos una cerca para que siga así.

Pasa la mañana y comienzan a llegar cientos de escolares. Vienen de un colegio que está a 10 cuadras de mi casa. Traen su propia banda de músicos y varios equipos de sonido. Diablos, esta vez el ruido si será notorio. Sigo parado en la puerta de mi casa, mientras llegan y se adueñan de la avenida como si fuese un patio de recreo. Los profesores parecen están conformes con todo el despelote que arman sus alumnos. Cierro la puerta y me voy al gimnasio tratando de olvidar el bullicio que hay frente a mi casa. Al menos me olvido por más de una hora de todo eso, pero el problema viene cuando regreso. El jardín está lleno de basura y han roto la cerca de una esquina. Maldita sea. Un grupo está sentado en el sardinel del jardín y botan los desperdicios de lo que comen con toda la tranquilidad del mundo. Hey, ¿crees que el jardín es un tacho de basura? le digo a uno de ellos. Me mira un poco intimidado y levanta lo que acaba de botar. Diablos, se supone que vienen de un colegio ¿eso es lo que les enseñan? No hay respuesta. ¿Pasa algo señor? Volteo y veo que se trata de un profesor o algo así. Viste un traje gris y lleva guantes de cuero. Pues claro, mire lo que sus alumnos están haciendo, ensuciando el jardín y estropeando la cerca ¿por qué no se van a fastidiar con sus marchas y porquerías a otro lado? Oiga, esta es una actividad cívica. ¿Y qué de cívico tiene si ensucian toda la avenida y se ponen a joder la paciencia desde las ocho de la mañana? Yo ya estaba de mal humor, eso es evidente. Mire, me respondió, no tiene que expresar su desagrado siendo vulgar. ¡! Me dejó sin palabras, sentía la sangre hervir y el tipo me sale con eso. ¿Sabes una cosa? le respondí, mejor arráncate (lárgate) antes que te meta un cachetadón y te saque la mierda por payaso. Ya sé que no debí decir eso, pero el tipo me miraba con ínfulas de sabelotodo mientras sus alumnos seguían en lo mismo. Me voltea los ojos en ademán de ofendido y dando media vuelta se aleja. Saque a los alumnos del frontis de esa casa, le dice a uno de los alumnos, hay gente problemática que no valora las actividades escolares. Eso se supone que iba dirigido a mí.

¿Seré un tipo problemático?


Wednesday, September 27, 2006

Yo se un secreto


El sol no sabe caer sobre el mar,
tampoco su sombra,
pero esa tarde
todo era posible amor,
por eso vimos al cielo
esconder la nostalgia del pasado.

Y tomé tu mano,
como antes no supe hacerlo,
era esa la canción
que esperábamos para bailar
¿lo recordarás?

Un atardecer que se aleja
y tú voz que cantaba,
fue lo mejor que me ha sucedido.
Esa tarde, esa noche.

Hay una sonrisa junto al mar,
que nos espera.

Monday, September 25, 2006

Lunes

Hoy me siento totalmente lejos de este mundo, como si flotara en la nebulosa de algún planeta gaseoso, carente de oxígeno y solitario. La vida no existe en este lugar. Solo estamos yo y la arena roja que se forma dunas que serpentean el horizonte. Aquí estoy pues, de pie, enfrentando mis pensamientos y me doy cuenta que a veces no me conozco. Es la perspectiva que trae la carencia de ruidos. Un desierto enorme y una persona que intenta sentirse segura de si misma mientras con cada paso descubre que su personalidad es lo único que no ha perdido ¿tendrá algún valor en este lugar? Pues este es un día en que las respuestas no existen. Un día para descansar de ellas, un día donde solo hay preguntas y más preguntas.

No trato de cuestionar lo que veo, tampoco lo califico y menos trato de catalogarlo. Simplemente las cosas están frente a mí y así deben permanecer. Curioso, pero conforme pasan las horas veo el sol descender a lo lejos. Pero el sol no desciende, nunca lo hace. El sol no se mueve. No me doy cuenta, pero soy yo el que se mueve y conmigo se mueve todo este planeta. Pero es mejor pensar lo primero. Después de todo, la seguridad es una ilusión provechosa. Que sería de las personas sin ese sentimiento vacuo.

Lunes, contigo viene una marcha interminable de horas y sucesos impredecibles. Lunes, tan odiado lunes. De no existir odiaríamos los martes y así seguiríamos hasta quedarnos sin tiempo.
El tiempo solo depende de las perspectivas.