Monday, September 25, 2006

Lunes

Hoy me siento totalmente lejos de este mundo, como si flotara en la nebulosa de algún planeta gaseoso, carente de oxígeno y solitario. La vida no existe en este lugar. Solo estamos yo y la arena roja que se forma dunas que serpentean el horizonte. Aquí estoy pues, de pie, enfrentando mis pensamientos y me doy cuenta que a veces no me conozco. Es la perspectiva que trae la carencia de ruidos. Un desierto enorme y una persona que intenta sentirse segura de si misma mientras con cada paso descubre que su personalidad es lo único que no ha perdido ¿tendrá algún valor en este lugar? Pues este es un día en que las respuestas no existen. Un día para descansar de ellas, un día donde solo hay preguntas y más preguntas.

No trato de cuestionar lo que veo, tampoco lo califico y menos trato de catalogarlo. Simplemente las cosas están frente a mí y así deben permanecer. Curioso, pero conforme pasan las horas veo el sol descender a lo lejos. Pero el sol no desciende, nunca lo hace. El sol no se mueve. No me doy cuenta, pero soy yo el que se mueve y conmigo se mueve todo este planeta. Pero es mejor pensar lo primero. Después de todo, la seguridad es una ilusión provechosa. Que sería de las personas sin ese sentimiento vacuo.

Lunes, contigo viene una marcha interminable de horas y sucesos impredecibles. Lunes, tan odiado lunes. De no existir odiaríamos los martes y así seguiríamos hasta quedarnos sin tiempo.
El tiempo solo depende de las perspectivas.

No comments:

Post a Comment